Nosotros

En Junio de 2014, la OMPI y un grupo de asociados clave pusieron en marcha el Consorcio de Libros Accesibles (ABC) para fomentar la conversión a formatos accesibles de un mayor número de libros para las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso en todo el mundo.

La secretaría del ABC se encuentra en la sede de la OMPI en Ginebra (Suiza). El ABC cuenta con una Junta Asesora que ofrece conocimientos técnicos especializados, garantiza la transparencia y la comunicación eficiente con la comunidad de sectores interesados.

Contáctenos
Foto de los asociados del ABC en la inauguración del Consorcio
Los asociados del ABC inauguraron oficialmente el Consorcio en Ginebra el 30 de junio de 2014, en una ceremonia realizada durante la sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (Foto: OMPI)

Estructura

La Junta Asesora del ABC comprende un máximo de 19 miembros y está presidida por el Director General de la OMPI. Incluye:

  • Cuatro organizaciones que representan a personas con discapacidades; hay una plaza reservada para la Unión Mundial de Ciegos.
  • Cuatro organizaciones que representan a entidades autorizadas u órganos de normalización; hay una plaza reservada para el Consorcio DAISY.
  • Cinco organizaciones que representan a los titulares de derechos; hay plazas reservadas para el International Authors Forum, la Unión Internacional de Editores y la Federación Internacional de Organizaciones de Derechos de Reproducción.
  • Hasta cinco donantes, que hayan suministrado como mínimo 200.000 CHF en un bienio.

Las organizaciones que no disponen de una plaza permanente participan en la Junta del ABC con un mandato de tres años, con la posibilidad de renovarlo por un único período adicional.

Antecedentes

En noviembre de 2008, los Estados miembros de la OMPI empezaron a abordar la cuestión del hambre de libros a escala mundial. Esas negociaciones dieron como resultado la adopción del Tratado de Marrakech en junio de 2013, que entró en vigor el 30 de septiembre de 2016, tras su ratificación por 20 Estados miembros.

En paralelo con el inicio de las negociaciones, en el marco de la que se denominaba entonces iniciativa Vision IP, la OMPI invitó a importantes sectores interesados a conformar una plataforma de sectores interesados para trabajar en varios proyectos piloto de índole práctica, presentando periódicamente información sobre sus actividades al Comité Permanente de la OMPI sobre Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR).

En mayo de 2014, la plataforma de sectores interesados recomendó a los Estados miembros de la OMPI que pasaran de esa fase piloto inicial a una estructura permanente, en sustitución de Vision IP. Fue así que, en junio de 2014, se puso en marcha el Consorcio de Libros Accesibles.