La nueva aplicación del ABC lleva directamente libros en formato accesible a las personas con dificultad para acceder al texto impreso

13 de abril de 2021

El Consorcio de Libros Accesibles (ABC) de la OMPI ha puesto en marcha una nueva aplicación que pone a disposición de las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso libros digitales en formatos accesibles para su descarga directa.

La aplicación corporativa del Servicio Mundial de Libros del ABC se ofrece gratuitamente y conecta a las bibliotecas participantes, conocidas como entidades autorizadas, para facilitar el intercambio de libros accesibles.

A partir de ahora, las personas con dificultad para acceder al texto impreso podrán efectuar búsquedas directamente en la nueva aplicación para beneficiarios del ABC (alojada por la OMPI) y descargar inmediatamente libros digitales en formato accesible, con lo que les será más fácil conseguir obras de cualquier lugar del mundo.

Graphisme de livres ouverts volant dans l'espace

“Esperamos ofrecer esta nueva aplicación para beneficiarios del ABC a las 93 bibliotecas asociadas a nuestro Consorcio, con el fin de que estas, a su vez, puedan poner las obras a disposición de sus usuarios. A medida que se vaya extendiendo por todo el mundo, esta nueva aplicación supondrá un punto de inflexión para las personas con dificultad para acceder al texto impreso.”

Monica Halil Lövblad, jefa de la Secretaría del ABC.

La puesta en marcha de este nuevo servicio constituye un hito el suministro mundial de libros adaptados. Estamos convencidos de que las personas con discapacidad y que no pueden leer pronto podrán acceder a una abundante oferta de varios cientos de miles de libros accesibles en un gran número de idiomas y de forma gratuita.

Laurette UZAN, jefa de la Mediateca Valentin Haüy.

El catálogo inicial que se ofrece mediante la nueva aplicación para beneficiarios del ABC abarca las colecciones de las cinco bibliotecas siguientes para personas ciegas:

  • Association pour le Bien des Aveugles et malvoyants (Suiza);
  • Association Valentin Haüy (Francia);
  • Bibliothèque et Archives nationales du Québec (Canadá);
  • Canadian National Institute for the Blind (Canadá); y
  • Centre for Equitable Library Access (Canadá).

En un primer momento, solo los usuarios de esta nueva aplicación que tengan dificultad para acceder al texto impreso y que residan en el Canadá, Francia o Suiza podrán acceder a los 63.000 textos especialmente adaptados y facilitados por las organizaciones mencionadas. La nueva aplicación del ABC puede consultarse en: www.abcglobalbooks.org

Las bibliotecas asociadas del ABC deberán confirmar que los usuarios del nuevo servicio son personas con dificultad para acceder al texto impreso, con arreglo a lo dispuesto en el Tratado de Marrakech, administrado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Con el Tratado de Marrakech se aspira a subsanar el “hambre de libros” accesibles, al exigir a las Partes Contratantes que adopten disposiciones en las respectivas legislaciones nacionales que autoricen la producción de libros en formatos accesibles, como el braille, el texto electrónico, los audiolibros o los tipos de imprenta grandes, en beneficio de las personas con dificultad para acceder al texto impreso. También permite el intercambio de textos accesibles de un país a otro, sin necesidad de pedir permiso al titular de los derechos de autor.

La OMPI y sus asociados crearon el ABC para ayudar en la aplicación práctica de los objetivos del Tratado de Marrakech. El ABC ha ido tejiendo una sólida red mundial de bibliotecas para personas ciegas gracias a la creación del Servicio Mundial de Libros del ABC. La aplicación corporativa de este Servicio ofrece a las bibliotecas asociadas la posibilidad de compartir entre sí sus catálogos y libros digitales en formato accesible. Actualmente, el catálogo del ABC cuenta con más de 610.000 obras en 80 idiomas para su intercambio transfronterizo, sin necesidad de formalidades de autorización, de conformidad con lo dispuesto en el Tratado.

Antecedentes

Según estimaciones de 2018 de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay unos 253 millones de personas ciegas o con discapacidad visual. Más del 90% vive en países en desarrollo, en los que, según la Unión Mundial de Ciegos (UMC), las personas ciegas solo tienen una posibilidad en diez de ir a la escuela o conseguir un trabajo. La falta de libros accesibles es un obstáculo muy real que impide el acceso a la educación y a una vida independiente y productiva. La UMC estima que una persona ciega o con discapacidad visual solo puede leer menos del 10% de todo el material publicado.

Acerca del ABC

El Consorcio de Libros Accesibles (ABC) es una alianza público-privada dirigida por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en la que participan todos los principales actores, desde organismos que representan a las personas ciegas, las personas con discapacidad visual y personas con dificultad para acceder al texto impreso, hasta autores, editoriales, organismos de gestión colectiva, bibliotecas y otras entidades autorizadas, así como organismos de normalización. El ABC se creó en junio de 2014 para alcanzar los objetivos del Tratado de Marrakech. Gracias a una eficaz alianza internacional integrada por agentes estatales y no estatales, el ABC tiene por objeto aumentar la producción y mejorar la distribución en todo el mundo de libros en formatos accesibles como el braille, el audiolibro, el texto electrónico y los tipos de imprenta grandes.

Suscríbase a los boletines regulares de noticias sobre el ABC por correo electrónico.

Acerca de la OMPI

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es el foro global para las políticas, los servicios, la información y la cooperación en materia de propiedad intelectual. En su calidad de organismo especializado de las Naciones Unidas, la OMPI ayuda a sus 193 Estados miembros a establecer un marco jurídico internacional de PI equilibrado para satisfacer las necesidades de la sociedad a medida que evolucionan. La Organización brinda servicios operativos para la obtención de derechos de PI en numerosos países y la solución de controversias, ofrece programas de fortalecimiento de capacidades para ayudar a los países en desarrollo a beneficiarse del uso de la PI y permite acceder libremente a bancos de conocimientos únicos que contienen información sobre PI.